viernes, 16 de abril de 2010

Al menos 9 muertos y 60 heridos en tres explosiones en Rangún


Heraldo.es - Las explosiones ocurren cuando el régimen militar se prepara para organizar las elecciones legislativas que pretende celebrar a finales de este año, y que han sido boicoteadas por la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación encabezada por la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario.

Al menos nueve personas murieron y cerca de otras sesenta resultaron heridas en tres explosiones ocurridas en Rangún, la antigua capital de Birmania (Myanmar), indicaron fuentes oficiales.

La serie de deflagraciones se produjo al atardecer, en el distrito de Mingalartaungnyunt, cerca del popular lago de Kandawgyi, cuando cientos de personas participaban en los festejos con motivo del Año Nuevo tradicional, que se celebra también en la vecina Tailandia.

Las tres explosiones tuvieron lugar al lado de las casetas de diversión levantadas con ocasión de las festividades, la mayoría por empresas próximas a la Junta Militar.

Entre los heridos hay varios policías que fueron trasladados al Hospital General de Rangún, según fuentes médicas, que indicaron que cuatro víctimas mortales eran mujeres y las otras cinco, hombres.

De momento, las autoridades no han informado de las causas de las explosiones, que se han sucedido casi en cadena, aunque unos cientos de policías mantienen acordonada la zona.

Con anterioridad se han producido en Rangún explosiones similares causadas por bombas, cuya autoría no ha sido reivindicada por ningún grupo, aunque la Junta Militar las ha atribuido a organizaciones clandestinas de la disidencia y a las guerrillas étnicas.

En mayo de 2005, once personas murieron y unas 160 resultaron heridas al explotar tres bombas en el centro de convenciones en el que se celebraba una feria de productos tailandeses, y también en un supermercado.

Las explosiones ocurren cuando el régimen militar se prepara para organizar las elecciones legislativas que pretende celebrar a finales de este año, y que han sido boicoteadas por la Liga Nacional por la Democracia (LND), la formación encabezada por la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, bajo arresto domiciliario.

Los militares gobiernan de forma ininterrumpida Birmania desde 1962, a pesar de que la LND, con Suu Kyi al frente, ganó por abultada mayoría las elecciones celebradas en 1990.